En la actualidad, especialmente en Chile, por el poco flujo de aire, la contaminación del aire es una de las principales preocupaciones del país. Esto ha provocado que muchísimas personas estén evaluando la opción de comprar un purificador de aire, ya que están diseñados para reducir la concentración de contaminantes de ambientes interiores.

El doctor Julio Acevedo, especialista en enfermedades respiratorias de Clínica Alemana, explica que “en general el uso de estos aparatos depende de la presencia de contaminantes que puedan afectar la salud de la persona, especialmente a nivel del sistema respiratorio”.

Se consideran peligrosas las partículas sólidas o líquidas suficientemente livianas como para flotar suspendidas en el aire -polvo, polen y vapor, entre otros-. Asimismo, son especialmente riesgosas las partículas muy pequeñas, de tamaño respirable, ya que tienen mayor probabilidad de penetrar en los pulmones y causar efectos agudos o crónicos.

Este tipo de sustancias se encuentra principalmente en el humo de cigarrillo, combustión de estufas o calefactores que funcionan a parafina, virus, bacterias y hongos. Sus efectos dependen del tipo y concentración del agente, y de la frecuencia y duración de la exposición, además de la sensibilidad individual. También se debe considerar que si bien las partículas de mayor tamaño -tales como algunos hongos, polen, caspa animal y alérgenos presentes en el polvo de habitaciones- no penetran tan profundamente, pueden causar reacciones alérgicas.

En tanto, otro agente de riesgo son los gases -incluyendo el radon, asociado a riesgo de cáncer pulmonar-, tales como monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y otros que provienen de fuentes de combustión, como humo de cigarrillo y químicos orgánicos no asociados con partículas.

Para limpiar el aire de contaminantes y/o alergenos, existen distintos purificadores clasificados de acuerdo con el método utilizado para remover partículas o gases. El doctor Acevedo sostiene que antes de adquirir uno de estos equipos ‘es importante conocer sus características, su potencial eficacia bajo las condiciones en que se usará y sus limitaciones para remover contaminantes específicos’.

En la remoción de partículas se utilizan filtros mecánicos, sistemas electrónicos o generadores de iones, o sus combinaciones. En tanto, para la purificación de gases se usan sustancias absorbentes (carbón activado). Además, existen equipos que combinan ambos métodos y remueven partículas con absorbentes, dando origen a unidades ‘híbridas’, como es el purificador de aire Mouvair Zen.

Avísame cuando tengan stock Te informaremos cuando tengamos nuevamente stock. Déjanos tu correo y te mantendremos informado.
Email Cantidad No compartiremos tu correo con nadie.
Tu Carrito
No hay productos en el carrito!
Continuar Comprando
0
Abrir chat
1
💬¿Necesitas ayuda?
Hola 👋, ¿te puedo ayudar en algo 😊?